Casi el 70% de los usuarios que reciben un email lo consideran Spam simplemente por su asunto. Este dato de Convince & Convert nos está alertando de cómo puede influir negativamente la tasa de apertura de nuestros correos electrónicos si no trabajamos su redacción.

Diferénciate y aprende a captar el interés con una impecable oferta y expresión escrita en tu próximo email comercial.

El mensaje

Antes de pensar en el copy, plantéate qué es lo que quieres comunicar. Es sencillo: tienes que presentarte y, lo más importante de todo, decirle a tu lector cómo le puedes ayudar.

Siendo así de directo, tu cliente potencial no te incluirá en el primer filtro de empresas que le escriben para ‘vender humo’. No le estás interrumpiendo para decirle lo extraordinaria que es tu compañía, lo primero que verá de ti es que le estás ofreciendo una solución. Y a todos nos gusta sentirnos escuchados y recibir una atención personalizada.

Con esta voluntad, piensa en un mensaje donde lo primero que lea sea por qué te has querido poner en contacto con él. Esta persona tiene que ser el centro del email, será la manera de demostrar que te preocupas por ella y que la oferta está ajustada a sus necesidades.

A continuación, hay que explicarle por qué has decidido escribirle en este momento y es cuando le expones una petición muy sencilla y rápida de hacer. Si le envías el correo para presentar tu compañía, le puedes proponer tener una primera reunión o en el caso que ya estés trabajando la campaña de lead nurturing, puedes animarle a visitar una determinada landing page acompañando el texto con un Call To Action.

La gran mayoría de conversiones por email se consiguen cuando sabes captar el interés de tu lector a la vez que le ofreces contenido de valor (descargas de un nuevo ebook, una newsletter con interesantes novedades y reportajes, una promoción/descuento…). Si dejan sus datos en el formulario para tener este material o te devuelven escrito el email para saber más de ti, ¡felicidades!, estás acompañando como se debe este lead durante el proceso de compra. Aunque todavía tienes una asignatura pendiente para garantizar el éxito del emailing.

Partes y estilo del email

Vamos a ver ahora la estructura de la que está formado un correo electrónico y qué componentes no pueden faltar en ella.

Asunto. 8 de cada 10 personas leen el titular del email que reciben pero tan sólo 2 de 10 continúan con su lectura[1], por lo que siempre hay que presentar un tema relevante y que pique la curiosidad. Para ayudarnos a ejercitar esta creatividad American Writers & Artists nos facilitan la regla de las cuatro U’s:

  • el asunto tiene que ser ÚTIL para el lector
  • le debe proporcionar un sentido de URGENCIA
  • tiene que transmitir la idea de que nuestro principal beneficio es ÚNICO
  • y que toda esta información sea ULTRA-ESPECÍFICA

Remitente. ¿Quién inspira más confianza: un remitente ‘noreply’ o el correo del director comercial o de ventas de una compañía? Ponte siempre en la piel del lector y diseña tu email de la manera más cercana y profesional posible.

Saludo. Hay que dirigirse de manera personalizada al lector, por nombre y apellidos. Tiene que comprobar que detrás de este mensaje hay un equipo de personas, no una máquina de envío masivo de correos. Esto comporta hacer una investigación previa sobre tu destinatario: quién es, cuál es su empresa, qué le preocupa de su negocio y qué solución le puedes entregar.

Contenido. Ya has superado lo más difícil pero ahora no defraudes al lector con un cuerpo de texto nada atractivo. Comunica una única idea con un lenguaje sencillo, amigable y buena expresión escrita. No abuses de enlaces ni imágenes (podrías pasar directamente a la bandeja de SPAM) y verifica que el diseño del email sea compatible con cualquier servicio de correo como Gmail, Yahoo, Outlook,…

Agradecimiento y datos de contacto. Da las gracias por los minutos de lectura que te ha dedicado y firma el email con tu información de contacto por si recibes feedback.

En cuanto a redacción, ya tienes a tu disposición todos estos consejos que esperamos que te sean de gran utilidad. Testea con diferentes emails y tiempos de envío. Verás como poco a poco encontrarás la fórmula eficaz de contactar por correo electrónico oportunidades de negocio que acabarán siendo ventas.

 

More related stories