1970, 80, 90, 2000… En realidad, si eres vendedor y todavía no has dado el paso de digitalizar toda tu gestión comercial con un CRM móvil sigues siendo un retro. Lo vintage está bien para la estética o las modas pero después de leer esta historia, verás lo necesario que es invertir en tecnología móvil.

¿No recuerdas cómo era el día a día de un vendedor antes? Toma aire, no te estreses mucho y ánimo. ¡Feliz lectura!

¡Empieza la jornada!

Ostras… llamadas a primera hora de la mañana. ¿Me puedes echar un cable? Pásame ese dossier de ahí arriba y búscame por la F de Fernández el histórico del cliente. Tienes 39 empresas con ese nombre…

 

A todo ello, esto es lo que tu cliente cree que estás haciendo mientras hablas con él por teléfono

 

Mientras tanto, siempre hay comerciales que siguen teniendo mala suerte con las llamadas frías.

Hora de salir de la oficina y empezar las visitas. Imprescindible no dejarse nada. ¿Llevas todos los catálogos de producto?

 

 

Con lo fácil que sería consultar y mostrarlos todos desde un dispositivo y evitar llevar tanto peso…

¿Te acuerdas de los míticos rolodex? Quizás tus padres o abuelos tenían uno. Era un aparato donde guardaban las tarjetas de visitas que invitaba a que cualquiera lo girara sin parar.

 

Aunque las encontrarías más rápido si las tuvieses todas digitalizadas

Y ahora, ¡sal ahí fuera y a VENDERLO TODO! El maletín era una extensión del cuerpo del comercial y pesaba lo suyo.

 

Espera un momento… saca el mapa. Hoy toca 3 visitas cada una en una punta de la ciudad. ¿Por dónde empezamos?

Con lo bien que iría ubicar los clientes y crear la ruta de visitas más rápida

Estupendo… entre que no nos aclaramos con el mapa y que tenemos mal apuntadas las direcciones LLEGAMOS TARDE.

 

Esa sensación de perdido que tenías al salir del coche

 

¡Llegaste! ¡Bravooooo!

 

Aunque la realidad era que perdías bastante tiempo

 

Pongámonos serios. A la hora de apuntar todo lo que decía el cliente era demasiada información a la vez. ¡No puedo escribir tan rápido!

 

M*** me he dejado en la oficina el catálogo nuevo. Llevo el del año pasado…

 

Luego, llega a la oficina y reporta TODO.

 

Un vendedor no debería reportar a una máquina, sino la máquina al vendedor

Pero hasta cuando parece que todo, por fin, llega a su fin, te acuerdas de que tienes de enviar una oferta… y es de esas complicadas con muchas variantes.

 

…y, como siempre ocurre, suele ser para una de los clientes más importantes. ¡Son las 21h, me esperan en casa y ya no puedo más!

 

Lo mejor hubiese sido que un CRM creara esos informes en tu lugar

No puedo con mi alma

 

Al día siguiente, en la reunión de ventas, el jefe pregunta quién ha dejado esa oferta a medias. Se masca la tragedia.

 

Finalmente, te pillan.

 

VALEEEEE ¡Sí, fui yo!

 

En ese momento, el Director Comercial se da cuenta de que algo falla. Hay que cambiar de raíz la gestión comercial.

 

Tranquilos chicos. En 2011 nacerá ForceManager. El CRM móvil de los vendedores, Oh sí.

 

El que te solucionará cada uno de los problemas que actualmente tienes. ¡Gran trabajo chicos!

 

Ahora, es posible. Digitalízate y dedica tu tiempo a lo que realmente importa: ¡vender!

 

 

More related stories